Nuestra Visión en Casa Elías:

Fomentar y animar un ministerio para cumplir el mandato de Malaquías 4:5-6 de “hacer volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres” y Mateo 17:11 de “restaurar todas las cosas“.


Nuestra Misión

Es nuestro objetivo llevar esto a cabo-

  1. Equipar a los cristianos (Ef.4:12) para traer transformación y reconciliación a individuos, familias y al Cuerpo de Cristo.
  2. Fomentar la unidad; conectando los corazones de las personas, con el objetivo de llevarles a mayor intimidad con su Creador y Salvador, y volver los corazones de los unos a los otros.
  3. Avanzar el Reino a través de revelación del Corazón de Dios y ser una voz en el desierto para la generación actual.

Nuestra ética ministerial

Todos nuestros centros de ministerio y miembros de la red internacional están comprometidos a los siguientes valores integrales de Casa Elías Internacional:
Vivir una vida que refleja el Evangelio de Jesucristo, y permanecer fiel a los valores básicos del Reino de:

  • Una vida comprometida con el cuerpo de Cristo local
  • Orar y trabajar hacia la unidad en el Cuerpo de Cristo.
  • Vivir en el poder de la Cruz y la resurrección
  • Reconocer la necesidad de la oración y la profecía en el ministerio.
  • Cumplir 2 grandes mandamientos (Marcos 12.30-31)
  • La forma de honrar a las autoridades y a los demás

Declaración de fe

Creemos en un solo Dios, el Padre, Todopoderoso, hacedor del cielo y la tierra, de todo lo que es, visible e invisible.
Creemos en un solo Señor, Jesucristo, el único hijo de Dios, nacido del Padre, Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero., engendrado, no creado, de la misma naturaleza que el Padre; por medio de él fueron hechas todas las cosas.
Por nosotros y para nuestra salvación bajó del cielo, he hizo carne del Espíritu Santo y la virgen María y se hizo verdaderamente humano. Por nosotros fue crucificado bajo Poncio Pilatos; sufrió muerte y fue enterrado. Al tercer día resucitó conforme a las Escrituras; ascendió al Cielo y está sentado a la diestra del Padre. Volverá en gloria para juzgar a los vivos y los muertos, y su reino nunca terminará.
Creemos en el Espíritu Santo, el Señor, el dador de vida, que proviene del Padre [y del Hijo], quien junto con el Padre y el Hijo es adorado y glorificado, quien habló por medio de los profetas. Creemos en una Iglesia católica* y apostólica.
Reconocemos el bautismo por el perdón de los pecados. Esperamos la resurrección de los muertos y la vida en el mundo por venir. Amén
**Entendemos la palabra “católico” en su sentido original de “que lo abarca todo”, incluyendo pues a todos los creyentes en acuerdo con este Credo.